Al ser lugares bajos, si no existen barreras que lo impidan, la humedad procedente del terreno tiende a filtrarse por los muros, provocando desagradables y antiestéticas manchas, desprendimientos y peligrosa agua en el interior
Propamsa propone un recubrimiento impermeabilizante que actúa como esa barrera física y química al paso de estas humedades de filtración

Propamsa planta cara a las clásicas humedades en sótanos, garajes, trasteros, fosos y salas eléctricas

Propamsa, la compañía experta en soluciones innovadoras para una construcción saludable, ha diseñado una solución que planta cara directamente a las clásicas humedades que aparecen en sótanos, trasteros, salas eléctricas o de calderas, garajes, muros enterrados, fosos de ascensor, etc…, un problema muy común en nuestros edificios y a menudo peligrosamente desatendido.

Y es que, al tratarse de lugares no habitados o donde pasamos menos tiempo, frecuentemente no damos importancia a contratiempos que pueden surgir como las humedades y que pueden dañar la salubridad del edificio e incluso, si el problema se agrava o persiste, comprometer su seguridad, además, por supuesto de deteriorar todo lo que tenemos guardado en esas instancias.

Precisamente, al ser lugares bajos, si no existen barreras que lo impidan, la humedad procedente del terreno tiende a penetrar por los capilares o fisuras hacia los muros, provocando desagradables y antiestéticas manchas, además de ambientes insalubres y perjudiciales para la salud y todas nuestras pertenencias que queramos conservar.

Para evitarlo, Propamsa propone la aplicación de soluciones como Propam Impe Flex, un recubrimiento impermeabilizante que actúa como esa barrera física y química al paso de estas humedades de filtración.

Se trata de una solución fluida que puede aplicarse sobre todo tipo de soportes (estructuras de hormigón, morteros, cerámicas antiguas u otro tipo de superficies de albañilería) y es compatible con todo tipo de acabados. Además, también está indicada para estar en contacto con agua, por lo que también es apta para la correcta impermeabilización de vasos de piscinas, depósitos de agua, cubiertas, balcones, terrazas… y todo elemento constructivo de albañilería susceptible de humedecerse y acelerar su deterioro.

Igualmente, entre sus ventajas se encuentra también su facilidad de aplicación continua y mediante llana, rodillo o brocha o su rapidez de secado: dos manos en menos de 24 horas, incluso utilizado en condiciones y soportes húmedos. Asimismo, esta solución trabaja a contrapresión, esto es que el agua que le llega a través del soporte no es capaz de degradarlo ni de atravesarlo por lo que se posiciona como un buen impermeabilizante también de muros de contención o fosos e interiores de nuestros trasteros y salas de calderas.

Esta solución forma parte también de la gama Propam Tec, una selección de productos esenciales con los que Propamsa busca mejorar la imagen de las viviendas por dentro y por fuera, en un contexto en el que la crisis sanitaria nos ha hecho poner el foco en el cuidado de nuestros hogares y nos ha llevado a incrementar el número de reformas.

Sobre Propamsa

Propamsa es una empresa del Grupo Cementos Molins, experta en soluciones innovadoras para una construcción saludable. Esta compañía consolidada tanto en el mercado nacional como internacional, con más de 85 años de experiencia, es especialista en morteros que cubren toda una amplia gama de aplicaciones con sus soluciones (revestimientos de cal, pavimentos, adhesivos de cerámica, rejuntado, aislamiento, impermeabilización, anclajes o refuerzo de estructuras). Para ello cuenta con cinco fábricas en España con un emplazamiento estratégico que, junto a su extensa red de especialistas y comerciales, les permite ofrecer un servicio ágil de atención al cliente. Más información en www.propamsa.es.

Categorias: Arquitectura baños Blogs decoración Construcción Construcción sostenible Grupo de Compras Inmobiliaria Portada Reformas