La Comunidad ya advirtió de la falta de “rigor” y de los errores del Plan de Hospedaje que ahora utiliza el consistorio contra el sector

Madrid Aloja no entiende que el Ayuntamiento secunde las falacias del Plan de Carmena para limitar los pisos turísticos

Madrid Aloja -kilómetro cero del alquiler vacacional urbano con casi una de cada cuatro viviendas de uso turístico en Madrid- advierte que la decisión del Ayuntamiento de limitar los pisos turísticos a bajos y primeras plantas se fundamenta sobre cuatro grandes falacias u omisiones del Plan Especial de Hospedaje (PEH) aprobado por el consistorio anterior encabezado por Manuela Carmena y sobre las que se han construido las primeras modificaciones en las normas urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana.

El mayor error, repetido hasta la saciedad en el Plan de Hospedaje, ha sido que el anterior consistorio contó todas las plazas de alojamiento en Distrito Centro, alrededor de 60.000 camas, como si estuviesen siempre al 100% de ocupación y así sobredimensionar la realidad para determinar que había un turista por cada dos vecinos en el Distrito Centro. La ocupación por plaza disponible, según el INE, en 2016 fue del 60% para los hoteles, para las VUT menor todavía, no llega al 50%. El PEH desarrolló el concepto de ‘población flotante’ de manera maquiavélica para posicionar a la opinión pública contra los pisos turísticos.

La expulsión de los vecinos del centro de Madrid como consecuencia de los pisos turísticos ha sido otra de las grandes mentiras sostenida por el consistorio. La realidad da al traste con estos argumentos, puesto que el número de residentes en el Centro ha crecido en casi 10.000 desde 2015 hasta 2020, lo que supone un incremento del 6,7%. Porcentaje superior al del resto de barrios, en los que la población aumentó un 5,78%, según el padrón municipal de población. Este incremento contrasta con la perdida de casi 20.000 habitantes que tuvo el Distrito Centro desde 2004 hasta 2015, periodo en el que no estaban las VUT. La presencia de VUT atrae ciudadanos al Centro y recupera el distrito.

La tercera gran falacia es que el alquiler vacacional sea el principal culpable de la subida del precio de los alquileres en el Distrito Centro. El incremento en 195.000 residentes, como si la ciudad de San Sebastián se hubiera incrustado en cinco años en la capital, es el factor más influyente. La evolución económica también ha ejercido mayor presión al alza en los precios que el propio alquiler vacacional, que representa alrededor de un 0,6% del total de viviendas en Madrid según datos de INE y en torno a un 4% de las viviendas que están en alquiler.

El último gran error ha sido achacar que Madrid estaba saturada de turistas y que el alquiler vacacional era el principal culpable. Desde la Asociación se recuerda que la ciudad recibió 10,5 millones de turistas en 2019 -año prepandemia-, lo que supone una proporción de 3,75 turistas por cada residente. Cifras muy alejadas de otros destinos turísticos como es el caso de Barcelona, que tiene 7,3 turistas por habitante; el de Ámsterdam con 22,5 visitantes o los 100 de Venecia. Para estar como Venecia deberían llegar a Madrid 320 millones de turistas al año, una insensatez defendida por el anterior consistorio.

Quinta ciudad europea con más reservas

En este sentido, en Madrid Aloja nos remitimos a las observaciones que la Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid realizó en septiembre de 2018 a la memoria justificativa del Plan de Hospedaje tramitado entonces por el equipo de Manuela Carmena. De acuerdo con este informe, “la existencia de una presión y saturación turística” se mide de forma poco razonada”, con datos no basados en fuentes que equiparaban “la población flotante con el número de total de plazas de alojamientos existente en la ciudad”. Asimismo, “no se tiene en cuenta el nivel de ocupación, ni si las viviendas están en oferta todo el tiempo o si el número de plazas que se ofertan es ocupado al máximo”, denunciaba el Gobierno autonómico. “No vemos el rigor que debería exigirse a una norma que tiene efectos de tanta trascendencia”.

Madrid Aloja no entiende que la actual Corporación municipal no se haya pronunciado contra la falsedad de los datos esgrimidos por el anterior equipo de Gobierno, en vez de poner en valor la aportación de las VUT al dinamismo de la economía local. De hecho, Madrid es la quinta ciudad europea con mayor número de reservas -con 8,3 millones de noches reservadas por nuestros visitantes a través de las principales plataformas-, superada por París, Barcelona, Roma y Lisboa, según datos del INE.

Según el presidente de Madrid Aloja, Adolfo Merás, “no comprendemos que se pueda continuar con una normativa tan alejada ideológicamente del actual consistorio y del día a día de los madrileños”. La realidad debe construirse sobre datos objetivos que reflejen la realidad del alquiler vacacional, sobre todo cuando están en juego los 1.800 millones de euros que aportamos al PIB madrileño. Los responsables políticos deben y pueden legislar libremente sin atender a presiones de sectores económicos, pensando en el interés general de sus ciudadanos, más si cabe cuando, por el tipo de turismo que recibe Madrid, el alquiler vacacional es y debe ser uno de los principales pilares de la recuperación”.

 

Madrid Aloja es el kilómetro cero del alquiler vacacional urbano en España. Con unas 3.500 viviendas de uso turístico, se erige como un actor fundamental para su defensa y regulación en la Comunidad con una normativa que podría sentar un precedente en nuestro país. La Asociación apuesta por el diálogo y el consenso entre los actores turísticos y las Administraciones como vías para garantizar una convivencia sana, reactivar el turismo y acelerar la recuperación social y económica. Mas información en www.madridaloja.org

Categorias: Actualidad Distritos Economía Economía gral. Hoteles Inmobiliaria Jurídico Legal/Despachos Madrid Madrid Economía Madrid General Madrid Política Madrid Sociedad Portada Turismo Viajes