Fenacore defiende la bajada del recibo para avanzar en la modernización de regadíos y producir más alimentos usando menos agua

Los regantes urgen abaratar su factura eléctrica tras los cambios de la CNMC

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) ha puesto de manifiesto la urgencia de abaratar la factura eléctrica, que desde 2008 ha subido más del 120%, después de que la CNMC haya aprobado las modificaciones para que los nuevos peajes eléctricos entren en vigor el 1 de junio.

Fenacore advierte de que estos cambios incrementarán aún más el recibo, lo que constituye uno de los principales lastres para la competitividad de un sector que ocupa el segundo puesto en el ranking de los consumidores de energía, únicamente por detrás de ADIF; frente a esta disposición publicada ya en el BOE, en la que se fijan los precios de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución para los términos de potencia y de energía activa; para los excesos de potencia y los coeficientes de discriminación; y los del término de energía reactiva.

Fenacore explica que, para implementar este cambio, podrán adaptarse las potencias contratadas a los periodos horarios modificándolas dos veces sin coste alguno, aunque no hayan transcurrido doce meses desde el último cambio de potencias.

Pero avisa de que a estos precios habrá que sumarles la parte que establece el MITECO por los cargos del sistema eléctrico y de los pagos por capacidad, frente a los que Fenacore ha formulado varias alegaciones con el objetivo prioritario de lograr la posibilidad de realizar dos contratos a lo largo de 12 meses para los suministros eléctricos de riego, tal y como se aprobó en la disposición final de la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2021.

Dos potencias

En este sentido, Fenacore confía en que pronto los regantes puedan contratar dos potencias, lo que les supondría un ahorro de al menos un 20% de sus costes eléctricos. Para ello, insta a aprobar cuanto antes el desarrollo reglamentario para que no ocurra lo que pasó con la Ley de la sequía de 2018, que ya contemplaba en sus disposiciones adicionales la posibilidad de firmar un contrato de temporada para los meses de máximo consumo y otro con una potencia mínima para el resto del año, con el que simplemente mantener los equipos.

Según el presidente de Fenacore, Andrés del Campo, “el abaratamiento de la factura eléctrica es imprescindible para avanzar en la modernización de regadíos de casi el millón de hectáreas aún pendiente y, así, poder producir más alimentos usando menos agua”.

 

 

FENACORE es una asociación sin ánimo de lucro e independiente políticamente, creada en 1955, que agrupa a las entidades dedicadas a la administración del agua para riego, tanto superficial como subterránea, con el objetivo de aunar esfuerzos y voluntades en la defensa de sus legítimos intereses y derechos de uso del agua. En la actualidad, cuenta con más de 700.000 regantes y más de dos millones de hectáreas, es decir, más del 80% del regadío nacional agrupado en comunidades de regantes. FENACORE trabaja estrechamente tanto con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como con el Ministerio para la Transición Ecológica. Además, es órgano consultivo del Ministerio y vocal nato del Consejo Nacional del Agua. En el marco internacional, FENACORE es miembro fundador de la Comunidad Euromediterránea de Regantes (EIC) y de Irrigants d’Europe (IE) y miembro de la European Union of Water Management Associations (EUWMA).

 

Categorias: Agricultura Alimentación Economía Eficiencia energética Electricidad Medio Ambiente Portada Regantes