Fenacore ha presentado las dos últimas alegaciones a los Esquemas Provisionales de Temas Importantes, cuyo plazo de consulta pública finalizó el viernes
Advierte de que modificar el régimen económico-financiero sólo respondería al afán recaudatorio del Estado

Los regantes alertan de que subir el precio del agua amenazaría la supervivencia de muchos cultivos

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) defiende que en España se recuperan el 80% de los costes financieros relacionados con el agua y cerca del 70% de los costes totales, lo que demuestra que se cumple sobradamente con la normativa europea. Y alerta de que una subida del precio amenazaría la supervivencia de muchos cultivos. Al menos, es lo que ha manifestado en la séptima alegación que ha formulado a los Esquemas Provisionales de Temas Importantes del tercer Ciclo de Planificación, que son los documentos intermedios en el proceso de planificación, cuyo plazo de consulta pública finalizó el pasado viernes.

En el documento, presentado esta misma mañana, se opone a una modificación del régimen económico-financiero del agua, que en su opinión sólo respondería al afán recaudatorio del Estado, si incrementara la carga fiscal de los usuarios.  

En concreto, la recuperación de costes en el regadío español es mayor que en países del entorno más próximo como Portugal, Italia o Grecia. Fenacore explica que las tasas permiten recuperar los gastos, pero no recaudar más de lo gastado. Por eso, advierte de que sustituir la aplicación del principio de recuperación de costes a través de los cánones y las tarifas de la vigente Ley de Aguas por un sistema de precios fijados unilateralmente por la Administración, reduciría la renta de los agricultores, mermaría el sector agrícola y dispararía el desempleo en las zonas rurales.

Asimismo, Fenacore asegura que existe un límite en la fiscalidad del agua y señala el riesgo que supondría para la competitividad del regadío un aumento de la tributación. De ahí, su defensa de un esquema -desde su punto de vista- moderno y alineado con los criterios económicos y tributarios actuales del pago por servicios y la autofinanciación.

En cualquier caso, los regantes admiten que habría que determinar qué precio deben pagar por el agua los usuarios y qué debe cargarse a los Presupuestos Generales del Estado, ya que los costes ambientales tienen que ser asumidos por la sociedad en su conjunto.

Caudales ecológicos

En este marco, los regantes consideran que la sostenibilidad ambiental debe ir acompañada de la sostenibilidad económica y social, por lo que cada Plan Hidrológico debe realizar un análisis completo y riguroso de los efectos de los caudales ecológicos.

Pues bien, a lo largo de esta semana, Fenacore también formuló una alegación en torno a la conveniencia de actuar con prudencia y ponderación en el establecimiento de estos caudales, que no pueden crecer en todos los planes hidrológicos.

Por ello, Fenacore pone de relieve la necesidad de realizar un análisis jurídico de lo que supondría la aplicación de los caudales ecológicos para las concesiones vigentes. Y remarca que la implantación de estos caudales también requiere la realización de análisis hidrológicos y económicos, puesto que no es gratuita.

Finalmente, Fenacore piensa que los caudales ecológicos deben asumir parte de los cánones de regulación, que las concesiones tienen que respetarlos y que hay que mantener el derecho a indemnización cuando se generen perjuicios. Y es que los regantes colaboran a diario en el establecimiento de caudales ecológicos, pero no pueden renunciar a las garantías que otorga un Estado de Derecho moderno.

Según el presidente de Fenacore, Andrés del Campo, “como usuarios de casi el 70% del agua, nuestra voluntad es consensuar unas condiciones mínimas para apoyar los nuevos Planes Hidrológicos, de los que dependerá la gestión del agua en las próximas décadas. Por eso, en el periodo de consulta pública que hoy finaliza, hemos formulado hasta siete alegaciones en las que defendemos los derechos de los regantes de España en beneficio de toda la sociedad”.

 

 

FENACORE es una asociación sin ánimo de lucro e independiente políticamente, creada en 1955, que agrupa a las entidades dedicadas a la administración del agua para riego, tanto superficial como subterránea, con el objetivo de aunar esfuerzos y voluntades en la defensa de sus legítimos intereses y derechos de uso del agua. En la actualidad, cuenta con más de 700.000 regantes y más de dos millones de hectáreas, es decir, más del 80% del regadío nacional agrupado en comunidades de regantes. FENACORE trabaja estrechamente tanto con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como con el Ministerio para la Transición Ecológica. Además, es órgano consultivo del Ministerio y vocal nato del Consejo Nacional del Agua. En el marco internacional, FENACORE es miembro fundador de la Comunidad Euromediterránea de Regantes (EIC) (https://e-mic.org/?page_id=90&lang=es) y de Irrigants d’Europe (IE) (https://irrigantsdeurope.eu/) y miembro de la European Union of Water Management Associations (EUWMA) (https://euwma.org/).

Categorias: Agricultura Alimentación Infraestructuras Medio Ambiente Portada Regantes Sociedad Sociedad General