Se trata de un proyecto de I+D+i que supondrá una inversión de 147 millones de euros y que ya se ha presentado al Ministerio de Industria en el marco de los PERTE
Será un revulsivo para el tejido industrial valenciano que generará 500 millones de ingresos en España para 2026, permitirá digitalizar múltiples sectores estratégicos y obtener datos clave para la monitorización medioambiental y la transición ecológica

Las valencianas PLD Space y Orbital EOS se unen a Open Cosmos para impulsar una constelación de 30 satélites de observación terrestre

Las valencianas PLD Space y Orbital Eos han unido fuerzas con Open Cosmos y cerca de una veintena de empresas y entidades españolas para el diseño, la fabricación y lanzamiento de una constelación de 30 satélites de observación terrestre, que supondrá una inversión global de 147 millones de euros y permitirá la digitalización de múltiples sectores estratégicos, así como la obtención de datos clave para la monitorización medioambiental y la transición ecológica.

La ilicitana PLD Space, dedicada a la ingeniería, fabricación, integración y lanzamiento de cohetes espaciales, y la valenciana Orbital EOS, que investiga y desarrolla algoritmos avanzados para nuevas aplicaciones orientadas a digitalización, sostenibilidad y transición ecológica, son así parte estratégica de este proyecto nacional y transversal que incluye a empresas de toda la cadena de valor del sector espacial y que se ha presentado al Ministerio de Industria, en el marco del Programa de Impulso de proyectos tractores de Competitividad y Sostenibilidad Industrial.

Esta iniciativa espacial liderada por el operador de misiones espaciales Open Cosmos se erige así como una oportunidad para la Generalitat Valenciana de apostar -como ya vienen haciendo otras administraciones- por un sector en auge, pues impulsará su tejido industrial exportador de tecnología innovadora que solo a través de este proyecto se estima genere al menos un 10% más de empleos de calidad en el sector espacial español y una facturación superior a 500 millones de euros para 2026. En cifras absolutas, se traducirá en torno a 300 empleos directos y 1.500 empleos indirectos en el sector, todos ellos de alta cualificación.

El objetivo último de esta constelación de más de 30 satélites de observación terrestre, cuya primera fase está previsto que empiece a operar en menos de dos años, será construir modelos digitales para abordar con datos frecuentes y de alto valor científico los principales retos a los que se enfrenta España en cuanto a sostenibilidad, digitalización y optimización de múltiples sectores económicos.

Los satélites incluirán novedosos sistemas de propulsión, una generación de cámaras de observación con Inteligencia Artificial integrada, un sistema de comunicaciones de alto ancho de banda o la integración de aplicaciones con los servicios terrestres, entre otros elementos.

Además se desplegará una plataforma de datos en la nube donde, mediante avanzadas técnicas de procesado apoyadas por inteligencia artificial, será posible analizar el entorno para una toma de decisiones efectiva, permitiendo aplicaciones directas en agricultura, protección civil y ambiental, energías alternativas, gestión de infraestructuras, prevención y detección de desastres naturales, etc.

De este modo, estos aparatos monitorizarán el medio ambiente o el impacto de la huella humana desde el espacio, contribuyendo al cumplimiento de los objetivos europeos de digitalización y medioambientales detallados en el Pacto Verde Europeo (European Green Deal).

De esta forma se trata de un proyecto con infinidad de aplicaciones y una doble ventaja, pues supone una herramienta única para la gestión del territorio en España a la vez que contribuye a generar un ecosistema de aplicaciones y servicios, impulsando un escaparate internacional de tecnología española, con satélites fabricados íntegramente en España que demostrarán sus capacidades en un proyecto comercial real al servicio de instituciones, gobiernos y empresas de todo el mundo.

Según Carlos Fernández de la Pena, vicepresidente de datos y servicios satelitales de Open Cosmos, “la Generalitat valenciana tiene la oportunidad de invertir como vienen haciendo gobiernos de todo el mundo en esta industria pujante que ya cuenta en nuestro país con empresas con mucha proyección. Los fondos europeos son ese acicate para apostar por un sector rico en conocimiento, que reúne talento y tecnología de primer nivel, pero que a menudo se enfrenta a la dificultad de tenerlo muy atomizado en pymes y centros de investigación con pocos recursos para madurar sus ideas y llevar sus soluciones al mercado”.

Open Cosmos es una compañía espacial que opera misiones satelitales de principio a fin. Ofrece un servicio integral que aborda toda la cadena de valor del sector espacial abarcando el diseño, la fabricación, la gestión de la misión o el lanzamiento de satélites a la medida de empresas, instituciones y Gobiernos de todo el mundo. Estos satélites se usan fundamentalmente para tres cosas: recopilar datos de la Tierra críticos para tomar decisiones económicas, medioambientales o de seguridad; proporcionar servicios de telecomunicaciones a escala global; o desarrollar ciencia y tecnología espacial. Fundada en 2015 ha experimentado un crecimiento estelar y se encuentra en plena expansión internacional de su negocio. Su equipo lo integra un grupo multidisciplinar de más de 50 profesionales de alta cualificación que hacen de Open Cosmos una compañía innovadora, puntera y líder en lo que ya ellos denominan como el ‘Enabling Space’, un sector que con su tecnología espacial capacita a otras industrias para la toma de decisiones rentables para su negocio basados en datos globales fidedignos. Más información en https://www.open-cosmos.com/.

Categorias: Alicante C. Valenciana Castellón Valencia

Compañía espacial que desarrolla misiones satelitales para proporcionar datos geoespaciales y servicios de telecomunicaciones


Jennifer Correas

El prisma

jennifer@ioncomunicacion.es