Es de vital importancia que nuestros mayores cuenten con un cuarto de baño seguro que se adecúe a las dificultades que trae consigo la edad
El baño es, junto con la cocina, la estancia de la casa donde más accidentes ocurren

Los mayores consideran “mejorable” la accesibilidad de su cuarto de baño

Las personas mayores de 55 años califican como “mejorable” la funcionalidad y el acceso de los elementos de su cuarto de baño, según datos del informe ‘Quiero Vivir Mejor’ de Cuida Tu Casa, recogidos por Geberit con motivo del Día Internacional de las Personas de Edad que se celebra este martes 1 de octubre.

Según destaca la firma suiza experta en porcelana sanitaria y tecnología para el baño, esta estancia es precisamente, junto con la cocina, el espacio de la casa donde más accidentes ocurren. El agua en el suelo, las superficies que sobresalen de espacios y paredes o el hecho de no contar con un antideslizante adecuado se sitúan entre las principales causas.

Por tanto, es de vital importancia que nuestros mayores cuenten con un cuarto de baño que se adapte al ciclo de vida en el que se encuentran, una estancia segura que se adecúe a las dificultades que trae consigo la edad y que les permita disfrutar del uso del baño con la misma confianza de siempre.

El baño deber ser  su refugio personal y más íntimo, un espacio que responda a sus necesidades. Por ello, la disposición de los elementos y sus características deben convertir su uso en una experiencia agradable, olvidando los temores a las caídas o a las dificultades que pueden encontrar a la hora de llevar a cabo algo tan cotidiano como la higiene personal.

Para que el baño se convierta en esa estancia segura y fiable, la solución pasa por eliminar elementos críticos como la bañera o el bidé, ya que ocupan espacio, entorpecen el movimiento y aumentan el riesgo de caídas.

Así, soluciones ‘2 en 1’ como los inodoros bidé que se accionan desde un simple mando a distancia o pulsadores electrónicos, sin contacto, para la descarga del agua del inodoro, permiten a las personas con movilidad reducida ganar autonomía en su higiene íntima diaria.

Asimismo, otras soluciones como las duchas a ras de suelo permiten un diseño continuo y antideslizante que, además de evitar caídas y tropiezos, proporciona una enorme sensación de amplitud y facilita un rápido desagüe y limpieza.

Igualmente, otros elementos como las cisternas empotradas y los inodoros y muebles suspendidos aumentan el espacio útil en el baño, facilitando el movimiento y la accesibilidad. También, gracias a los lavabos con amplias superficies de apoyo, los sifones empotrados o los bastidores para cisternas empotradas, hay espacio suficiente bajo el lavabo para colocar barras de apoyo seguras en los laterales del inodoro. Así, los mayores pueden acceder a soluciones eficaces y  de sencilla instalación que facilitan su día a día.

El Grupo Geberit opera a nivel mundial y es líder del mercado europeo en el sector baño. Tiene una fuerte presencia local en la mayoría de países europeos y es especialista en porcelana sanitaria y tecnología para el baño que aportan un valor añadido único. La red de producción del Grupo está formada por 29 fábricas, de las cuales 6 están situadas en mercados no europeos. La sede del Grupo se encuentra en Rapperswil-Jona, Suiza. Con más de 12.000 empleados en 50 países, Geberit generó un volumen de ventas de más de 2.700 millones de euros en 2018. Geberit cotiza en el SIX Swiss Exchange, Bolsa de Valores Suiza y, desde 2012, las acciones de Geberit están incluidas en el SMI (Swiss Market Index). Más información: www.geberit.es. Síguenos en: Instagram, Facebook, Twitter, Pinterest, Youtube.

Categorias: Arquitectura baños Construcción Construcción sostenible Inmobiliaria Portada Reformas Sociedad