La patronal de la reforma Andimac desgrana las tres asignaturas pendientes de los hogares en el inicio del curso escolar

La ‘vuelta al cole’: más del 60% de las casas presenta deficiencias para leer o estudiar

Llega septiembre y, con él, el final de las vacaciones de verano, la vuelta a la dichosa rutina y, para muchos, el inicio de un nuevo curso escolar. Pues bien, los españoles puntúan con un notable bajo (7 puntos) el estado de sus viviendas para leer o estudiar, según el estudio Quiero Vivir Mejor, realizado por Cuida Tu Casa, una iniciativa de Andimac -la patronal de la reforma- que vela por el bienestar dentro del hogar; de la que también se desprende que más del 60% de las casas presenta deficiencias para realizar este tipo de actividades intelectuales.

Cuadro 1. Así valoran los españoles la calidad de sus hogares para realizar actividades intelectuales

 

 

 

Fuente: Estudio Quiero Vivir Mejor 2019, de Cuida Tu Casa, la iniciativa de Andimac que vela por el bienestar dentro del hogar

 

Una ‘vuelta al cole’ que este año supondrá para las familias un gasto medio que rondará los 870 euros por hijo en uniforme y libros, según el portal Kelisto.com. Y, precisamente, pensando en el ahorro y en el bienestar de cara a este nuevo curso, los hogares todavía tienen ‘asignaturas pendientes’, mejoras necesarias e imprescindibles que se han ido aplazando por diversas circunstancias a lo largo de todo el año, pero que, de acometerse, contribuirían a ahorrar unos cuantos euros y a mejorar nuestra calidad de vida en el interior de nuestras viviendas, donde cada vez pasamos más tiempo. Máxime teniendo en cuenta la pronta llegada del otoño, la consecuente paulatina o brusca bajada de las temperaturas y la humedad que traen las primeras lluvias preinvernales.

El confort térmico es solo una de las asignaturas suspensas, a sabiendas de que la temperatura óptima de una estancia dedicada al estudio debería mantenerse entre los 18º y los 22º para no pasar calor ni frío, y evitar derroches de energía. Sin embargo, los españoles califican con un suspenso (5,9) la calidad de sus hogares para el ahorro de energía, considerándose negativa cualquier nota inferior al 7, al igual que su capacidad para evitar la entrada de calor en verano y de frío en invierno, una categoría que obtuvo un 6,01 en la encuesta Quiero Vivir Mejor.

En este sentido, el adecuado aislamiento de cubiertas y fachadas de un bloque de viviendas puede reducir su consumo energético entre el 50% y el 65%, un porcentaje importante, ya que solo rehabilitando las principales zonas comunes de un edificio se podría abaratar la factura energética en 1.500 euros al año, de acuerdo a los datos de Rehare, la Agencia para la Rehabilitación de Edificios.

Además, la iluminación natural de nuestra vivienda es también materia de examen en lo que a eficiencia energética se refiere, pues una de cada diez casas dispone de una iluminación muy deficiente, según el estudio ‘Quiero Vivir Mejor’. Se trata de un aspecto a considerar sabiendo que la iluminación natural proporciona la densidad necesaria de luz y no cansa tanto la vista como lo hace la artificial en las zonas de estudio y que los españoles califican con un aprobado raspado (7,2), según este mismo estudio.

En este contexto, y en aras de mejorar esa iluminación natural de nuestros hogares, el uso de claraboyas en los edificios puede llegar a reducir un 30% el consumo de luz artificial, dado que la iluminación natural directa que proporcionan disminuye el consumo energético en algunas horas del día, convirtiéndose al mismo tiempo en una ayuda a la eficiencia y sostenibilidad de los hogares.

Por otra parte, el acondicionamiento acústico en casa se ha convertido en otra de las disciplinas con abultado peso a cargar en las mochilas, sobre todo teniendo en cuenta el comienzo de las clases y la conveniencia de hacer los deberes en silencio, alejados de murmullos y alborotos que desconcentran y pueden empeorar los resultados académicos. No obstante, en torno al 40% de los ciudadanos españoles reconoce abiertamente convivir con ruido en sus hogares, una categoría que puntúan con una nota de 6,3 y, lo que es peor, un 10% suspende con un cero rotundo el nivel de insonorización de las paredes, de acuerdo al estudio ‘Quiero Vivir Mejor’.

El tráfico de la calle o las conversaciones y pisadas de los vecinos de arriba a menudo perturban a menudo el descanso y dificultan el estudio en el interior de nuestras viviendas. Y si bien es cierto que eliminar el ruido por completo resulta prácticamente imposible, también es verdad que un buen aislamiento acústico puede reducir hasta un 70% esas molestias.

Andimac es la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción, organización empresarial que representa al comercio especializado en soluciones para el mantenimiento, equipamiento, construcción y reforma. En este sentido, defiende los intereses de más de un millar de empresas siendo el interlocutor válido del sector ante la Administración en materia de Comercio y Vivienda. También ejerce esta representación ante órganos de decisión como el Comité Ejecutivo de la Confederación Española de Comercio (CEC), entre otros. En el marco internacional, defiende los intereses del sector en la UE a través de la Federación Europea de Asociaciones Nacionales de Distribución de Materiales para la Construcción (UFEMAT), organización que en la actualidad preside. Más información: www.andimac.org <http://www.andimac.org>  

Categorias: Construcción Construcción sostenible Educación Educación Formación Inmobiliaria Libros Portada Reformas