Los cachorros se ven privados de unas bases educativas esenciales para su desarrollo y sociabilidad

La RSCE pide que se considere el adiestramiento canino actividad esencial

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) ha pedido a las autoridades sanitarias que reconozcan el adiestramiento canino, la educación y el deporte canino como actividades esenciales dado su alto valor social y las repercusiones que una restricción estricta puede tener en el futuro sobre los perros.

En concreto, la Canina denuncia la imposibilidad que están teniendo muchos cachorros de adquirir unas bases de educación sólidas que son esenciales para su desarrollo y sociabilidad, mientras que los que ya habían comenzando su adiestramiento y lo han visto cortado de raíz no podrán afianzar esos conocimientos que estaban adquiriendo.

Por ello, remarca que, si la sociedad quiere tener unos perros sanos y emocionalmente equilibrados y adaptados a la vida en las ciudades, es fundamental salvaguardar las actividades de entrenamiento deportivo y adiestramiento de cachorros. De hecho, los veterinarios ya han advertido de que la pandemia va a dejar secuelas en estos animales.

Es el caso del Col·legi Oficial de Veterinaris de Barcelona (COVB), quien ha detectado mayor nerviosismo y excitabilidad en los canes a raíz de las restricciones de movilidad, ya que han tenido menos paseos y de menor tiempo. Además, el no socializar con otros perros también tiene consecuencias en su carácter y su adaptación.

Por ello, la RSCE considera fundamental recuperar unas actividades que se realizan en un entorno seguro y adecuado, ya que son al aire libre con las correspondientes medidas de distanciamiento social y en todo momento se usan las respectivas mascarillas. Además, dadas las dimensiones de los clubes y campos de trabajo, se pueden respetar perfectamente las limitaciones de aforo y los circuitos para el flujo de personas y perros de forma segura.

Igualmente, se conoce y controla a todos los participantes, pudiendo detectar de manera inmediata si se da algún caso positivo, monitorizando también los contactos estrechos. Todo ello, además, dentro de las limitaciones y normativa vigente de cada Comunidad Autónoma, adaptando las pruebas a cada territorio.

Como recuerda Julián Hernández, presidente de la Canina, “nuestros perros son nuestra responsabilidad, son parte de la sociedad y nos prestan innumerables servicios, por lo que merecen que cuidemos de ellos y aseguremos que crecen de una manera equilibrada y saludable psíquica y físicamente”.

 

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) es la voz del perro en nuestro país desde hace más de cien años. Desde 1911, este organismo vela por el bienestar y conservación del animal más preciado para el hombre y vuelca sus esfuerzos en garantizar que, concretamente, las razas caninas, patrimonio antropológico, cultural e histórico, sigan cumpliendo la imprescindible labor que hacen en nuestra sociedad desde siempre: como animal de compañía, de salvamento, de protección, de prevención o de guía, entre otras funciones. En abril del 2020, la RSCE celebrará en Madrid la Exposición Mundial Canina (World Dog Show), en colaboración con IFEMA, el evento canino más relevante a nivel internacional y que concitará a más de 20000 perros en la capital de España, para promover el papel esencial que tienen los perros de raza y la necesidad de conservar su legado. Más información: www.rsce.es

Categorias: Cambio Climático Comunicación Ganadería Hombres Jóvenes Mascotas Mayores Medio Ambiente Mujer Nosotros Portada Redes Sociales Redes Sociales Salud Sociedad Sociedad General Tendencias
Imagenes Adjuntas: