Incluida en el anteproyecto de Ley de Bienestar Animal que se presentó esta semana
La Canina se opone a la esterilización sin criterios médicos y de forma obligatoria

La Real Sociedad Canina insta al Gobierno a que asociaciones animales y criadores impartan la formación para tener mascotas

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) ha instado al Gobierno a apoyarse en las asociaciones de animales y criadores experimentados para impartir la formación que exigirá a las personas para tener una mascota, tal y como consta en el anteproyecto de ley de Bienestar Animal presentado esta semana. Para la Canina, la formación debe ser una de las claves del nuevo paradigma legal y social entorno a los animales de compañía, de ahí que resalte la necesidad de dar valor a todas las figuras que giran en torno a los perros, en este caso, como son los veterinarios, adiestradores y propietarios.

La RSCE considera que este primer texto de la nueva normativa es un buen punto de partida, pero sugiere enriquecerlo y ofrece su colaboración a la Dirección de Derechos de los Animales para dar forma al contenido final, siempre defendiendo a los perros y su bienestar. En el caso de la formación, que es para la asociación el eje de la nueva ley, apuesta porque fomente la inclusión “y no sea una barrera disuasoria para evitar que alguien incluya un perro en su vida”. Si bien reconoce la necesidad de que los futuros tutores tengan ciertos conocimientos antes de cuidar de una mascota, algo que es fundamental para evitar abandonos y maltratos, el gran talón de Aquiles de nuestra sociedad.

No a la esterilización

Algo a lo que se opone firmemente la RSCE es a la esterilización obligatoria que incluye el anteproyecto, pues considera que las consecuencias para los animales son más negativas que positivas, sobre todo si se realiza en ejemplares aún en fase de desarrollo. Como indica, la esterilización es una herramienta médica que debe utilizarse bajo la estricta prescripción veterinaria y de forma individual, no como una actuación general y obligatoria.

Además, recalca que esta medida podría acabar con algunas razas autóctonas que están en peligro de extinción. Con esta medida no se acaba con las camadas indeseadas, dado que la mayoría de ellas se producen en ámbitos y circunstancias que van a permanecer al margen de las normativas; para acabar con ellas hay que apostar por la educación y la concienciación.

PPP

Otro de los temas estrella de la ley es la derogación de la figura del PPP (Perro Potencialmente Peligroso), algo que la Canina llevaba reivindicando mucho tiempo al considerar que criminaliza a algunas razas sin motivos objetivos. Por ello, la RSCE aplaude la medida, pero matiza que lo importante es saber qué medidas o mecanismos van a sustituir a todo lo recogido en la ley actual, pues todas las razas no son iguales y hay personas que no están preparadas para el mismo tipo de perro.

La Canina realiza desde hace mucho tiempo una prueba de sociabilidad que han superado cientos de perros en todos estos años, no habiendo tenido ningún caso de conducta peligrosa o agresiva por parte de ninguno de los perros que no superaron las pruebas. Por ello, se ofrece también a colaborar con la Dirección de Derechos de los Animales en este ámbito, ya que tiene una dilatada experiencia en ello y una prueba ya instaurada que se ha demostrado eficiente.

El criador

Por último, destaca el reconocimiento que el texto hace a la figura del criador, aunque sea de manera genérica. De hecho, le preocupa la creación de un Registro Nacional de Criadores sin saber cuáles serán los criterios y requisitos para formar parte de él.

La RSCE espera tener una validación para sus criadores, que ya trabajan siguiendo un código de buenas prácticas identificadas y reconocidas. De hecho, insiste en que lleva trabajando desde 1911 con el registro más grande y prestigioso de criadores de España, lo que supone que el Gobierno podrá contar desde el principio con datos estadísticos y rigurosos respecto a la cría.

Según el presidente de la RSCE, Julián Hernández, “estamos ante un buen texto legal de partida pero es importante ahora trabajar codo con coco con el Ejecutivo para que esta ley salga adelante con unas medidas que beneficien siempre a los perros, y pongan a España en la vanguardia en el respeto y cuidado de los animales. Siempre velando por la figura del criador responsable y de su labor impagable por los perros y el fomento de las razas que representan un legado para nuestra sociedad”.

 

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) es la voz del perro en nuestro país desde hace más de cien años. Desde 1911, este organismo vela por el bienestar y conservación del animal más preciado para el hombre y vuelca sus esfuerzos en garantizar que, concretamente, las razas caninas, patrimonio antropológico, cultural e histórico, sigan cumpliendo la imprescindible labor que hacen en nuestra sociedad desde siempre: como animal de compañía, de salvamento, de protección, de prevención o de guía, entre otras funciones. En junio del 2022, la RSCE celebrará en Madrid la Exposición Mundial Canina (World Dog Show), en colaboración con IFEMA, el evento canino más relevante a nivel internacional y que concitará a más de 25.000 perros en la capital de España, para promover el papel esencial que tienen los perros de raza en la sociedad y la necesidad de conservar su legado. Más información: www.rsce.es

Categorias: Comunicación Familias Hombres Legal/Despachos Mascotas Mayores Mujer Política General Política Nacional Portada Redes Sociales Redes Sociales Sociedad Sociedad General Tendencias Tercera Edad
Imagenes Adjuntas: