La mitad de las empresas aboga por agrupar los días festivos

El informe de ESCP Europe -elaborado entre directivos de RR.HH. de las principales multinacionales localizadas en nuestro país- pone de manifiesto la inquietud de las empresas por el descenso de la productividad, especialmente, en las épocas del año en las que coinciden varias festividades dando lugar a puentes e incluso “acueductos” como el de los primeros días de diciembre.

Sin embargo, al contrario de lo que pudiera pensarse, las grandes empresas no se muestran partidarias de reducir el número de festividades en el calendario laboral, sino de diseñar una mejor organización que no provoque parones de actividad o bajones de rendimiento, proyectando una imagen exterior de España un tanto negativa o de país take it easy.

De este modo, consideran que ahora que la crisis está obligando a empresarios y empleados a apretarse el cinturón y hacer sacrificios por ambas partes, es el mejor momento para reestructurar el calendario laboral e incluir modificaciones con vistas al próximo ejercicio, garantizando el pleno rendimiento de las empresas con independencia de la época del año en la que nos encontremos.

Aunque no todos opinan así, de hecho más del 40% consideran que el calendario español está bien tal como está y no es necesario cambiarlo, sino realizar un mejor reparto del trabajo, vinculándolo no tanto a las horas trabajadas sino a la productividad y a los resultados.

De hecho, el estudio de ESCP Europe revela que la coyuntura actual ha llevado a muchas empresas a plantearse la posibilidad de vincular el sueldo de sus empleados a la productividad, hasta el punto de que el 70% de las compañías estaría de acuerdo en   poner en marcha esta medida, siempre y cuando el salario base garantice un mínimo que permita al profesional vivir en época de vacas flacas.

Sólo el 8% de las compañías no ve con buenos ojos esta medida por considerar que generaría tensión y mal ambiente entre los empleados, repercutiendo de forma negativa en el rendimiento de los trabajadores y, por tanto, en la cuenta de resultados final de la empresa.

ESCP Europe, es una escuela de negocios de clara vocación internacional, con campus propios en Madrid, Berlín, Londres, París y Turín, así como otros asociados en Monterrey, Bangkok o Delhi. Esta institución, fundada en 1819, imparte una treintena de programas formativos -entre masters, MBA y formación para altos directivos- que cuentan con la triple acreditación internacional de Equis, AACSB y AMBA. La escuela, con una red de 35.000 antiguos antiguos alumnos en 150 países y un claustro de profesores internacional y plurilingüe, recibe anualmente a alrededor de 3.500 estudiantes procedentes de 100 nacionalidades. En España, el campus de Madrid, fundado en 1988 y presidido por Guillermo de la Dehesa, cuenta con un acuerdo académico con la Universidad Carlos III. ESCP Europe, que se define como la escuela de negocios para Europa, está reconocida como una de las mejores ‘business school’ del mundo  en formación de directivos, según revela el último ranking de escuelas de negocios de Financial Times, que la sitúa entre los primeros puestos entre los centros con presencia española.

Categorias: Búsqueda de Profesionales Economía Economía gral. Educación Empleo Formación Madrid Economía Opinión Portada RR.HH.

Una escuela de negocios de espíritu europeísta y vocación internacional