Hoy entra en vigor la nueva Ley de Régimen Jurídico del Sector Público, según FIDEX

Sin embargo, para la patronal de ingenierías FIDEX, que agrupa a diez de las empresas más importantes e internacionalizadas del sector de la ingeniería en España, si no existe un control directo de la Administración este avance será “papel mojado”, por lo que debería ser un organismo como la Intervención General del Estado (IGAE) quien velara por el cumplimiento de la nueva ley.

Desde la asociación se hace especial hincapié en que en la actualidad Ineco trabaja “a tarifa” y sin bajas económicas, cuando el sector privado en las licitaciones se ve obligado, aunque muy a su pesar, a ofertar bajas que en algunos casos pueden llegar al 60% del presupuesto de licitación, por lo que se antoja muy complicado justificar que contratar a Ineco es lo más rentable y eficiente.

Desde FIDEX se teme que, ante esta imposibilidad de justificar las encomiendas de gestión por su eficiencia económica, Fomento acentúe su práctica de disfrazar de urgentes trabajos que no lo son, y de ahí la importancia de que exista un control “caso por caso” por parte de la IGAE.

Límites que ya existen pero se sobrepasan

De hecho, tal como recuerda la entidad, para que un ministerio adjudique a un medio propio como Ineco la propia legislación ya pone límites, pues deben darse circunstancias de urgencia o seguridad nacional. Sin embargo, la realidad es que más del 50% de las inversiones de Fomento en ingeniería en 2015 se adjudicaron directamente a Ineco mediante encomiendas de gestión. Aquí la pregunta es si de verdad más de la mitad de las inversiones en ingeniería eran realmente urgentes o comprometías la seguridad del país.

Para la patronal, la respuesta es que precisamente Fomento disfraza de urgentes trabajos que no lo son, permitiendo así que se pueda contratar a Ineco en vez de convocar el correspondiente concurso público abierto y transparente al que podrían optar las ingenierías privadas.

Según FIDEX, una ingeniería pública como Ineco está justificada y es necesaria, pero siempre y cuando se limite al ámbito de actuación para el que fue creada. Y no es una denuncia exclusiva de la asociación, sino que la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) y el Tribunal de Cuentas han insistido en repetidas ocasiones en la necesidad de controlar la actividad de los medios propios de la Administración.

En cambio, lo cierto es que en los cinco últimos años el 60% de la inversión de media de Fomento en ingeniería ha ido a parar a manos de Ineco, y no al mercado privado, algo difícil de justificar cuando la empresa pública debería tener el mencionado margen estrecho de actuación.

Categorias: Arquitectura Economía Economía gral. Infraestructuras Ingeniería Legal/Despachos

Foro para la Ingeniería de la Excelencia, el top de las ingenierías del país