Los regantes piden un Plan Hidrológico Nacional para garantizar el suministro de alimentos y defienden el efecto tractor de la inversión en infraestructuras

Fenacore reivindica el papel de la agricultura en la reconstrucción de España

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) reivindicó hoy el papel de la agricultura y de la industria agroalimentaria ante la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social de España que se constituirá en los próximos días, al representar más del 15% del PIB.

Asimismo, Fenacore recuerda que este sector da empleo a más de un 4% de la población activa, sin contar los ocupados en el sector agroindustrial y de servicios agrarios. Es decir, sirve como motor para la creación de puestos de trabajo, especialmente, en las zonas rurales, como demuestran los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que revelan que 13 de las 15 provincias que más habitantes han perdido durante los diez últimos años son aquellas que menos superficie regada tienen. Un efecto del regadío que a su vez puede contribuir a dinamizar la demanda interna, fundamental para activar la economía a corto plazo.

Y en esa labor de recuperación, los regantes también defienden el efecto multiplicador y el retorno que tendría la inversión en infraestructuras hídricas, pese a que las previsiones sobre el desplome del PIB y la escalada del déficit y la deuda hacen prever nuevos recortes presupuestarios. De esta manera, se suman a la petición de la Alianza por la Competitividad de la Industria Española, que recientemente ha reclamado acelerar las inversiones públicas ya licitadas en infraestructuras hidráulicas, entre otras, para impulsar el retorno de la actividad económica de España.

En este escenario, Fenacore considera que la prioridad de la política hidrológica debe ser sacar adelante un nuevo Plan Hidrológico Nacional y ejecutar las actuaciones ya contempladas en los diferentes planes de cuenca, donde se incluyen no sólo obras de regulación sino también de modernización y medidas complementarias de gestión de la demanda para optimizar el consumo y garantizar el suministro de alimentos a las tiendas y supermercados en momentos críticos como el actual.

Según el presidente de Fenacore, Andrés del Campo, “los agricultores estamos llamados a cumplir un papel crucial para la recuperación económica de España, por lo que deberían tenernos más en cuenta a la hora de consensuar las estrategias frente a la crisis del coronavirus”.

FENACORE es una asociación sin ánimo de lucro e independiente políticamente, creada en 1955, que agrupa a las entidades dedicadas a la administración del agua para riego, tanto superficial como subterránea, con el objetivo de aunar esfuerzos y voluntades en la defensa de sus legítimos intereses y derechos de uso del agua. En la actualidad, cuenta con más de 700.000 regantes y más de dos millones de hectáreas, es decir, más del 80% del regadío nacional agrupado en comunidades de regantes. FENACORE trabaja estrechamente tanto con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como con el Ministerio para la Transición Ecológica. Además, es órgano consultivo del Ministerio y vocal nato del Consejo Nacional del Agua. En el marco internacional, FENACORE es miembro fundador de la Comunidad Euromediterránea de Regantes (EIC) y de Irrigants d’Europe (IE) y miembro de la European Union of Water Management Associations (EUWMA)

Categorias: Agricultura Economía Economía gral. Empleo Ganadería Infraestructuras Medio Ambiente Política Política Nacional Portada Regantes Seguridad Alimentaria