Fenacore anima a los regantes a asociarse en federaciones de cuenca para ahorrar agua y costes

Este llamamiento se enmarca dentro del objetivo de la Federación Nacional de crear una estructura federal de comunidades de regantes geográficamente fuerte y ramificada por Cuencas Hidrográficas, capaces de involucrase de forma directa en la problemática particular de sus asociados, así como realizar una defensa más "localizada" del medio ambiente y de sus legítimos intereses y derechos del agua.

Fenacore estima que con la creación de las nuevas federaciones de cuenca, los regantes podrán "hacer valer su voz" de una manera más efectiva, así como armonizar el esfuerzo y trabajo de todas las entidades asociadas, colaborando de forma más eficaz y estrecha con las Administraciones Autonómicas y Locales en el diseño de la política del agua en sus respectivos territorios.

Además, estas Federaciones de Cuenca deberán participar y colaborar estrechamente con la Federación Nacional de Regantes y demás organismos nacionales e internacionales con el fin de aunar esfuerzos ante los retos a los que debe hacer frente el sector, como son la Reforma de la Ley de Aguas, la modernización de regadíos y la concienciación de la importancia del regadío en la consecución de una agricultura sostenible, rentable y respetuosa con el medio ambiente.

Según Del Campo, "esta fórmula de asociacionismo permitirá defender mejor los intereses de los regantes y reforzar nuestra interlocución con las distintas Administraciones Públicas. Tenemos varios ejemplos de federaciones regionales que están funcionando muy bien en sus respectivas zonas, recogiendo, analizando, tramitando y defendiendo las inquietudes de interés general de sus asociados, relacionadas directa o indirectamente con el agua y su aprovechamiento, conservación y calidad".

En la actualidad, se contabilizan un total de cinco federaciones de cuenca en nuestro país, integradas en FENACORE: Federación de Comunidades de Regantes del Ebro (FEREBRO); Asociación "FERAGUA" de Comunidades de Regantes del Guadalquivir; Federación de Comunidades de Regantes del Tajo (FERTAJO); Federación de Comunidades de Regantes de la Comunidad Valenciana (FECOREVA); Federación de Comunidades de Regantes del Guadiana; y la recientemente constituida Federación de Comunidades de Regantes del Duero (FERDUERO).

El presidente de Fenacore animó hoy a las Comunidades de Regantes de Castilla y León a afiliarse a FERDUERO, con sede en el Sindicato Central de Regantes de Barrios de Luna, y felicitó a su Junta de Gobierno por esta iniciativa, tan necesaria para dar a conocer a la sociedad las muchas externalidades positivas del regadío, hoy en nuestro país vital para mantener una distribución equilibrada de la población en el territorio, evitando el éxodo a los grandes núcleos de población y el abandono del medio rural.

Según Andrés del Campo, "sin agricultores -regantes por el clima de nuestro país-, viviendo en el campo como auténticos guardianes del medio ambiente, podríamos olvidarnos del desarrollo rural, turismo rural y cualquier otra actividad relacionada con el medio natural. El asociacionismo ayudará a la sostenibilidad de nuestras, ya algunas milenarias, Comunidades de Regantes".

En el marco internacional, Fenacore es miembro fundador de la Comunidad Euromediterránea de Regantes (EIC), una asociación sin ánimo de lucro que reúne a las organizaciones europeas dedicadas a la administración del agua subterránea y terrestre. En la actualidad, forman parte de la EIC los países de Italia, Grecia, Francia, Portugal, España, Túnez, Marruecos y Egipto. La EIC actúa como stakeholder ante la Comisión Europea (Bruselas), defendiendo los intereses de los regantes de todos los países miembros.

Categorias: Medio Ambiente Portada

Federación Nacional de Comunidades de Regantes