En la antesala del Día Mundial Sin Coches
Si el tráfico causa el 50% de las emisiones registradas en los centros urbanos, más del 90% corresponden al tránsito de coches y motos

El transporte público urge a disminuir los vehículos en circulación para reducir las 25.000 muertes por contaminación

En la antesala del Día Mundial Sin Coches, la asociación de transporte público Atuc urge a disminuir el número de vehículos privados en circulación para reducir las más de 25.000 muertes que provoca la contaminación del aire en España, según un estudio de Ecologistas en Acción y la Agencia Europea de Medio Ambiente.

Y es que, desde el punto de vista medioambiental, España es uno de los nueve países europeos instalados en el incumplimiento sistemático de la normativa contra la contaminación del aire, que cada año provoca la muerte en Europa de unas 400.000 personas. Pues bien, una de las principales causas de la contaminación atmosférica reside en el tráfico rodado, responsable del 50% de las emisiones dañinas que se registran en los centros urbanos y de las que más del 90% corresponden al tránsito de coches y motos.

En este sentido, Madrid y Barcelona han sido dos de las ciudades que más se han esforzado en reducir los niveles de contaminación, en gran parte gracias a las restricciones al tráfico que han acometido en sus centros urbanos y por las que nuestro país ha evitado la multa con la que nos amenazaron desde Bruselas.

Así, las vías de actuación más efectivas para reducir la contaminación del aire pasan, sobre todo, por potenciar el transporte público, ya que sólo un autobús puede evitar la contaminación que generan 50 coches. Sin embargo, a lo largo de la última década la cifra de turismos en circulación se ha incrementado un 8%, hasta superar los 20 millones. Y ello a pesar de que los costes de ir en vehículo privado pueden llegar a cuadruplicar a los del desplazamiento en transporte público.

Sea como fuere, el 81% de los que todavía no utilizan el metro, los autobuses o los trenes de cercanías como medio de desplazamiento habitual consideran que se trata de la mejor solución a los problemas medioambientales.

Además, para potenciar el transporte público, Atuc reclama que, en la revisión de los ahora cuestionados impuestos medioambientales, especialmente el que atañe al diésel, se destinen como mínimo 500 millones de euros anuales a su financiación, que podrían destinarse a mejoras del servicio –sobre todo a aumentar la frecuencia de paso, a reducir la duración de los trayectos y a renovar las flotas para hacerlas más sostenibles-. Y es que la asociación calcula que si los autobuses, metros o trenes de cercanías ofrecieran un todavía mejor nivel de servicio, más de tres millones de españoles podrían empezar a usarlos.

Los atascos le cuestan a España 5.500 millones de euros al año

Por otra parte, el excesivo número de coches en circulación agrava el problema de los atascos, otra de las más lesivas consecuencias del tráfico de vehículos privados. Unas retenciones que le cuestan a España unos 5.500 millones de euros al año, al margen de deteriorar la calidad de vida de quienes las sufren a diario. Máxime teniendo en cuenta que los españoles pasan, de media, casi un día al año dentro de sus coches, metidos en atascos. Sin embargo, y aunque los vehículos privados permanecen el 90% de su vida útil estacionados, más del 80% del espacio público está destinado a ellos.

En este contexto, la asociación asegura que el futuro de las ciudades pasa por reconvertir los modelos de movilidad para lograr un cambio modal que priorice el uso de metros, autobuses, trenes de cercanías, bicicletas e incluso patinetes por encima de los coches privados. Lo que coincide, al mismo tiempo, con la postura de la Comisión Europea, desde donde se propuso eliminar gradualmente los vehículos contaminantes y realizar una transición hacia una logística de emisiones cero en los centros urbanos antes de 2030.

Según Jesús Herrero, secretario general de Atuc Movilidad Sostenible, “los atascos y los efectos colaterales derivados de la circulación no se solucionan poniendo más carriles, de la misma manera que el sobrepeso no se arregla aflojándose el cinturón. De esta forma, si la construcción de más carreteras puede agilizar el tráfico durante un tiempo, esa fluidez acabará generando un efecto llamada con un claro desenlace: donde antes había un atasco de tres carriles luego habrá una retención de cinco. Por ello, cualquier actuación sensata, eficaz y realista debe buscar la reducción del número de coches en circulación, para lo que habría que apostar de forma decidida por medios de transporte colectivo, sostenibles, fiables, accesibles y fáciles de usar”.

La Asociación de Transportes Públicos Urbanos y Metropolitanos (ATUC Movilidad Sostenible) agrupa a todas las empresas de transporte público de España, trabajando por una movilidad sostenible y la mejora continua de un sector que genera más de 25.000 empleos y mueve más de 5.000 millones de euros al año en facturación. Gracias a las compañías de bus, metro, tren y tranvía que integran este colectivo, más de 3.000 millones de personas pueden resolver sus necesidades de movilidad cada año. Más información en www.ATUC.es

Categorias: Autobuses Barcelona Cambio Climático Logística y transporte Madrid Madrid Sociedad Medio Ambiente Motor Movilidad sostenible Nosotros Política sanitaria Portada Salud Sociedad Transporte Transporte Público
Imagenes Adjuntas: