Balance sector turístico 2018
En su balance anual, Global Blue destaca la orientación de la política turística hacia un viajero de más valor para incrementar el gasto per cápita

El año 2018 se despide sin mejorar los plazos de emisión de visados a los turistas chinos

Si por algo ha venido marcada la política turística en 2018 ha sido por el planteamiento de un cambio de paradigma, donde el volumen de turistas dé paso al gasto per cápita como indicador de éxito. Sin embargo, este propósito, que exige poner el foco en los viajeros de largo radio, especialmente de nacionalidad china, despide el año sin mejorar las trabas administrativas que faciliten a estos turistas la llegada a España.

En la actualidad, el tiempo medio para tramitar un visado en los quince centros que tiene el Ejecutivo de España en territorio chino es de quince días frente al día que llega a tardar Francia o los tres de Italia. Por tanto, ponérselo al menos igual de fácil que los destinos competidores es una asignatura pendiente para no estar en desventaja.

Y es que los chinos son su principal fuente de ingresos por shopping. Concretamente, representan el 32% del gasto total de los viajeros de fuera de la UE, con un ticket medio de 1.007 euros por acto de compra. Lo mismo que gasta un europeo en toda una semana de estancia.

Vender más y mejor la marca España

Otra de las cuestiones que queda en el tintero este año es vender más y mejor la marca España en estos mercados emisores de largo radio, lo que pasa necesariamente por aumentar la inversión destinada a la promoción en origen. Actualmente, España cuenta con tres oficinas de turismo en Alemania, pero solo presenta dos para un gigante como China o una para los ocho países del Golfo Pérsico, cuyos viajeros tienen un nivel de gasto incluso superior al de los chinos.

Además, dentro de esta promoción en origen, hay que invertir sobre todo en el posicionamiento en medios digitales, que se han convertido hoy por hoy en la principal fuente de información y planificación del viaje por encima de los soportes físicos. Aumentando esfuerzos en este capítulo será posible contrarrestar el desinterés que causan factores como el tipo de cambio desfavorable o la imagen negativa que proyecta la inestabilidad política de Cataluña.

DIVA, un antes y un después

Sin embargo, no todo son asignaturas pendientes. En este año destaca la puesta en marcha de la validación digital de la devolución del IVA, conocida como DIVA e implementada por la Agencia Tributaria con la coordinación de Global Blue. Este procedimiento digital –que se convertirá en obligatorio en el próximo 1 de enero tras la reforma del Reglamento de IVA- marca un antes y un después en el posicionamiento de España como destino de shopping al situarlo por delante de mercados como Alemania o Reino Unido que todavía no cuentan con este servicio.

Así, esta medida está permitiendo mejorar la experiencia de compra de los turistas de largo radio al simplificar y agilizar los trámites de devolución. Y es que si antes era la aduana la que inspeccionaba de forma manual la documentación del viajero antes de que saliera del país, ahora el turista sólo tiene que escanear el código de barras de sus formularios tax free en los kioskos de autovalidación evitando esperas.

Eliminación del importe mínimo

Por último, Global Blue valora también en este año la eliminación de la cantidad mínima de compra necesaria para poder beneficiarse de la devolución del IVA, aprobada en la Ley de Presupuestos Generales del Estado del pasado mes de julio. Esta medida tiene un impacto directo en el pequeño comercio, que ahora ya puede beneficiarse de esta herramienta de captación entre los turistas que mayor gasto registran. Y es que la eliminación del importe mínimo fomenta la venta de productos de menor importe, pero de gran atractivo para estos viajeros, como por ejemplo el calzado de producción nacional.

ACERCA DE GLOBAL BLUE

Global Blue es el primer operador internacional de Tax Free con más de 35 millones de devoluciones de IVA al año. La compañía fue pionera en la puesta en marcha de este servicio en la década de los ochenta, convirtiendo la devolución de impuestos en una herramienta de venta para las tiendas. Con presencia en 52 países y una plantilla de 1.900 empleados en todo el mundo, dispone de 305.000 comercios afiliados a nivel internacional. A través de sus servicios de Análisis de Datos, se convierte en el socio comercial estratégico que estas tiendas necesitan, diseñando campañas personalizadas que les permiten no sólo atraer a un mayor número de compradores de alto valor, sino incrementar su reconocimiento de marca. En España, donde registra más de dos millones de devoluciones al año, ha pilotado la estrategia de transformación digital del sector bajo la coordinación de la Dirección General de Aduanas. De esta forma, en el marco del proyecto DIVA, ha puesto en marcha la validación online de la devolución de IVA, mejorando la experiencia del viajero al agilizar el cobro y reducir  trámites y esperas. Más información en www.globalblue.com  y en Twitter en @GlobalBlueES.

Categorias: Consumo Economía Economía gral. Líneas aéreas Portada Turismo