El andaluz Andrés del Campo renueva su mandato como presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes

Del Campo –que contó con el respaldo unánime de todas las comunidades de regantes de las distintas provincias de España, incluyendo las insulares- actuará como interlocutor ante las distintas Administraciones Públicas, defendiendo los intereses de los agricultores españoles y reflejando sus inquietudes, con el fin de alcanzar soluciones consensuadas y beneficiosas para el regadío español.

Los retos a los que tendrá que hacer frente Del Campo durante el próximo mandato estarán relacionados directamente con las últimas decisiones políticas en materia de regadíos, como son la supresión en julio de 2008 de las tarifas eléctricas especiales para el sector, así como la aprobación de una reforma de la Ley de Aguas que refleje realmente los intereses de los agricultores regantes.

Fenacore ha solicitado la creación de grupos de trabajo –integrados por el Ministerio de Agricultura y los sectores eléctrico y agrario- que estudien las modificaciones específicas propuestas y planteen alternativas que faciliten la adaptación gradual de las explotaciones agrarias al mercado liberalizado.

Por otro lado, Fenacore observa con cierta preocupación algunos artículos del texto refundido de la Ley de Aguas y que podrían conducir a un voto no favorable en el Pleno del Consejo Nacional del Agua (CNA) para el cual todavía no hay fecha establecida. Entre estas disposiciones, la federación denuncia su exclusión en el Comité de Autoridades Competentes y la aplicación indiscriminada de una política de precios al agua que podría conducir a la desaparición de parte del regadío español.

Modernización de regadíos y sostenibilidad de la agricultura

Asimismo, otros objetivos en los que Del Campo centrará su gestión durante los próximos cuatro años son impulsar la modernización de los regadíos y potenciar otras medidas complementarias de gestión de la demanda –utilización aguas regeneradas, explotación complementaria de acuíferos, desalación donde proceda, etc.-, además de los embalses y trasvases necesarios, que permitan tener el agua garantizada para amortizar las costosas inversiones realizadas en modernización y consolidación.

La filosofía que imbuirá el trabajo de Andrés Del Campo durante su mandato es garantizar la viabilidad de la agricultura española para conseguir que sea, por un lado, competitiva, de manera que los costes de producción sean asumibles por el agricultor; y, por otro, ecocompatible, de forma que utilice medios de producción respetuosos con el medio ambiente que garanticen la actividad de las generaciones venideras.

Andrés del Campo, cordobés de 59 años de edad, es Ingeniero Agrónomo por la Escuela Técnica Superior (ETSIA) de Córdoba, agricultor de profesión y presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España desde 1996. A lo largo de su dilatada trayectoria, Andrés del Campo destaca como fundador y presidente de la Comunidad Euromediterránea de Regantes (EIC) y como miembro del Consejo Nacional del Agua y de su Comisión Permanente. Asimismo, Del Campo es también miembro del Consejo Interterritorial para la Gestión del Plan Nacional de Regadíos y fundador del "Foro del Agua" de Madrid.

Dentro de su comunidad autónoma, del Campo ocupa el cargo de presidente de la Comunidad de Regantes del Pantano del Guadalmellato (Córdoba), es vocal de la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y fundador de la Federación de Comunidades de Regantes de la cuenca del Guadalquivir. Como experto del sector, participa con frecuencia en Congresos y Jornadas Técnicas nacionales e internacionales.

Categorias: Andalucía

Federación Nacional de Comunidades de Regantes