Sólo 144 euros son para el alquiler, el resto revierte en la hostelería, restauración y tiendas de proximidad, principalmente
Después de que el gasto turístico nacional se situara en junio un 4% por encima del mismo mes de 2019

El alquiler vacacional reivindica su papel como motor turístico urbano

El alquiler vacacional reivindicó hoy su papel como motor turístico urbano y palanca del crecimiento económico con un gasto superior a 550 euros por persona durante toda su estancia, según Madrid Aloja a partir de los datos del VI Barómetro del Alquiler Vacacional en España de la Universidad de Salamanca.

De esta forma, Madrid Aloja, como kilómetro cero del alquiler vacacional urbano con casi una de cada cuatro viviendas de uso turístico, sale al paso de los datos sobre flujos turísticos publicados hoy mismo por BBVA Research que concluye que el gasto turístico nacional se situó en junio un 4% por encima del mismo mes de 2019 (dato preCovid).

Del gasto medio por persona y viaje, que asciende a alrededor de 556 euros, solo 144 euros correspondieron al alquiler de la vivienda mientras que los 412 euros restantes se distribuyeron en restaurantes y bares (126 euros), en tiendas y supermercados de proximidad (69 euros), así como en actividades de ocio (37 euros) como museos, cines, etc. Es decir, seis de cada 10 euros se gastan en establecimientos cercanos al lugar de alojamiento frente al 30% del resto de los alojamientos turísticos.

Madrid Aloja insiste en que el alquiler vacacional representa un motor para acelerar la recuperación económica con un modelo de turismo de calidad, sobre todo, a la vista de su efecto tractor en sectores tan damnificados por la pandemia como el del comercio o la hostelería, o incluso en localidades y provincias aledañas como distribuidor territorial del gasto.

El levantamiento del estado de alarma a partir del 9 de mayo ha empujado el consumo fuera de la provincia de residencia, lo que ha animado el gasto turístico nacional y ha provocado el retorno a la normalidad en 2021. De hecho, las perspectivas son muy halagüeñas para el sector: ocho de cada diez españoles usarán el vehículo privado para sus viajes este verano, según el Observatorio RACE, y la previsión es que la llegada de turistas extranjeros se recupere conforme avance el proceso de vacunación.

Las perspectivas también se pueden ver impulsadas, en el caso de Madrid, por la normativa que ultima el Ayuntamiento y que devolverá la seguridad jurídica al sector. Madrid Aloja ha dado un paso al frente presentando hace semanas una batería de medidas al consistorio madrileño para garantizar la convivencia con los vecinos y evitar la sobreocupación. Entre ellas destacan limitar a cuatro de cada diez el número de nuevas viviendas de alquiler vacacional en edificios o un censo con un sistema de plazas limitadas -de acuerdo a criterios objetivos- pero dinámico.

 

Madrid Aloja es el kilómetro cero del alquiler vacacional urbano en España. Con unas 3.500 viviendas de uso turístico, se erige como un actor fundamental para su defensa y regulación en la Comunidad con una normativa que podría sentar un precedente en nuestro país. La Asociación apuesta por el diálogo y el consenso entre los actores turísticos y las Administraciones como vías para garantizar una convivencia sana, reactivar el turismo y acelerar la recuperación social y económica. Mas información en www.madridaloja.org

Categorias: Economía gral. Madrid Madrid Economía Madrid General Nosotros Portada Turismo