La compañía está convencida de que el futuro de la construcción sostenible pasa por los edificios de consumo casi nulo y las casas pasivas
Son una de las máximas en eficiencia energética al demandar solo el 10% de la energía empleada por una vivienda media

Danosa redobla su apuesta por la innovación y la eficiencia energética sumándose al Consorcio Passivhaus

Danosa, especialista en soluciones integrales para la construcción sostenible, acaba de intensificar su apuesta por la innovación y la eficiencia energética de las edificaciones con su incorporación al Consorcio Passivhaus Edificios de Consumo Casi Nulo, una asociación sin ánimo de lucro comprometida con el impulso de la demanda de los edificios de consumo casi nulo, edificios pasivos y edificios de balance neto o positivo.

Y es que, en línea con la filosofía primaria del Consorcio, Danosa está convencida de que el futuro de la construcción sostenible pasa por este tipo de construcciones, una de las máximas en eficiencia energética al demandar solo el 10% de la energía empleada por una vivienda media.

Asimismo, la compañía respalda los estándares de construcción que caracterizan a estas edificaciones, que combinan un elevado nivel de confort interior y un consumo de energía muy bajo, prevaleciendo además la calidad frente a la cantidad, la innovación y desarrollo de las soluciones y el valor de la prescripción profesional del experto más allá del factor precio.

Este tipo de viviendas basan su construcción en cinco criterios básicos como son un aislamiento térmico adecuado, sin puentes térmicos, donde se eviten las fugas de aire, con sistemas de ventilación controlada y ventanas de altas prestaciones que les permiten en definitiva demandar un 90% menos de energía que una vivienda tradicional. Precisamente, Danosa ya trabaja en el cumplimiento de muchos de estos conceptos cuidando al extremo la envolvente térmica y la capa hermética de la vivienda.

Danosa, aislamiento y hermeticidad

Y lo hace a través de sus planchas de aislamiento térmico XPS que poseen mayor resistencia térmica que otros de sus competidores en el mercado, no absorben agua, tienen una estructura de célula cerrada que permiten a su vez su “transpirabilidad” y también son una buena opción cuando se necesita la máxima resistencia a la compresión, dado que su deformación a largo plazo es prácticamente inapreciable.

Igualmente, su Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE) es capaz de reducir la perdida energética alrededor de dos terceras partes y acabar con los puentes térmicos (zonas en las que se rompe la superficie aislante), lo que potencia ese efecto aislante tan importante para evitar derroches de energía innecesarios y, en consecuencia, un excesivo gasto en las facturas.

De igual modo, la compañía está volcada en la hermeticidad de este tipo de edificaciones con el mortero Argotec Hermetic, la primera membrana hermética en base cemento que se encarga de fijar y unir distintos soportes como techos y cerramientos, suelos y cerramientos, jambas de ventanas o cercos de tubos para evitar las filtraciones y corrientes de aire.

Danosa es una compañía especialista en soluciones integrales para la construcción sostenible y mejora de la habitabilidad presente en más de 70 países como Francia, Portugal, Reino Unido, Marruecos, México, Colombia o India, entre otros. Fundada en 1964, está considerada como una de las compañías de referencia del mercado español y quinta de Europa gracias a la fabricación y comercialización de productos y sistemas de impermeabilización, aislamiento acústico y térmico en edificación y obra civil, así como a su amplia cartera de clientes. Actualmente, la compañía factura un 49% en el exterior. Entre sus cifras destacan sus casi 350 profesionales de alta cualificación y 95,6 millones de ingresos en 2017, lo que supone una mejora del 5,6% respecto al ejercicio anterior. Más información en www.danosa.com.

Categorias: Arquitectura Blogs decoración Construcción Construcción sostenible Danosa Portugal Eficiencia energética Guadalajara Portada Reformas