Federación Nacional de Comunidades de Regantes

FENACORE es una asociación sin ánimo de lucro e independiente políticamente, creada en 1955, que agrupa a las entidades dedicadas a la administración del agua para riego, tanto superficial como subterránea, con el objetivo de aunar esfuerzos y voluntades en la defensa de sus legítimos intereses y derechos de uso del agua. En la actualidad, cuenta con más de 700.000 regantes y más de dos millones de hectáreas, es decir, más del 80% del regadío nacional agrupado en comunidades de regantes. FENACORE trabaja estrechamente tanto con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como con el Ministerio para la Transición Ecológica. Además, es órgano consultivo del Ministerio y vocal nato del Consejo Nacional del Agua. En el marco internacional, FENACORE es miembro fundador de la Comunidad Euromediterránea de Regantes (EIC) (https://e-mic.org/?page_id=90&lang=es) y de Irrigants d’Europe (IE) (https://irrigantsdeurope.eu/y miembro de la European Union of Water Management Associations (EUWMA) (https://euwma.org/).

 

Los regantes anuncian que se movilizarán sólo contra el MITERD, salvo un giro radical de los nuevos planes hidrológicos

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) anunció hoy que se movilizarán sólo contra el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) durante su XX Jornada: “El regadío, una respuesta a la agenda de Gobierno”, que ha sido inaugurada esta mañana por Teodoro Estrela, Director General del Agua; y clausurada por Luis Planas, Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los regantes también estallan frente a la amenaza de no tener agua para el campo en los próximos años

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE), que representa a más de 500.000 agricultores y más de 2 millones de hectáreas, alertó hoy de un “invierno caliente” con movilizaciones para protestar contra la amenaza de no tener suficiente agua para regar durante los próximos años, y no descartó sumarse a las anunciadas por las organizaciones agrarias. Todo ello motivado por los nuevos planes hidrológicos, que serán aprobados en primavera sin tener en cuenta la valoración experta del regadío: un sector discriminado a pesar de aglutinar al 70% de los usuarios del agua.