Los baños públicos por su frecuencia de uso y alta rotación de público deben cumplir una serie de requisitos como la fiabilidad, la facilidad de limpieza y mantenimiento o la sostenibilidad

Cisternas y grifos ‘contactless’: la solución para los baños públicos en la coyuntura actual

Ahora más que nunca los baños de edificios públicos con alta frecuencia de usuarios deberán reunir unas exigencias particulares. De ahí que Geberit, especialista en porcelana sanitaria y tecnología para el baño, proponga una solución que pasa, entre otras cosas, por cisternas y grifos sin contacto.

En un contexto como el actual, la firma suiza apuesta por el ‘baño contactless’ con soluciones prácticas e higiénicas para lugares con elevada rotación de público, como las que ofrecen los pulsadores contactless Sigma10 y Sigma80, que activan la descarga de agua del inodoro de forma automática.

Este sistema fiable, que añade un plus de higiene a un momento sensible como el paso por el baño, se activa sin contacto cuando el usuario se aleja o cuando acerca la mano al sensor infrarrojo incorporado y está disponible también para la gama de urinarios Geberit Preda y Selva.

Del mismo modo, otras soluciones tecnológicas como los grifos inteligentes Geberit Piave o Geberit Brenta, que también se activan automáticamente al detectar la presencia del usuario e incluso producen su propia electricidad, se configuran como otras de las propuestas más prácticas. Se trata de grifos sobre encimera o murales que, aparte de un diseño atractivo, ofrecen más espacio para lavarse las manos, facilitan la limpieza y mejoran la higiene en comparación con las soluciones estándar convencionales.

Y es que, más allá de esta situación excepcional, los baños públicos deben cumplir una serie de requisitos como un diseño que facilite el mantenimiento y la higiene de la instalación, que garantice la fiabilidad del funcionamiento diario y que evite daños causados por mala manipulación o actos de vandalismo. También el ahorro en el consumo de agua y electricidad representa un papel importante tanto en la instalación como en el uso diario.

Teniendo en cuenta estos criterios, otras soluciones como los inodoros y muebles suspendidos se configuran también como elementos cómodos y funcionales para los baños públicos, pues facilitan la limpieza al eliminar los  rincones y espacios escondidos donde se puede acumular la suciedad. De la misma manera, los inodoros Rimfree, sin rebordes en su interior, acaban con otro de los focos de  bacterias y residuos y garantizan que la limpieza de la zona sea cómoda, accesible y sencilla.

El Grupo Geberit opera a nivel mundial y es líder del mercado europeo en el sector baño. Tiene una fuerte presencia local en la mayoría de países europeos y es especialista en porcelana sanitaria y tecnología para el baño que aportan un valor añadido único. La red de producción del Grupo está formada por 29 fábricas, de las cuales 6 están situadas en mercados no europeos. La sede del Grupo se encuentra en Rapperswil-Jona, Suiza. Con más de 12.000 empleados en 50 países, Geberit generó un volumen de ventas de más de 2.700 millones de euros en 2018. Geberit cotiza en el SIX Swiss Exchange, Bolsa de Valores Suiza y, desde 2012, las acciones de Geberit están incluidas en el SMI (Swiss Market Index). Más información en www.geberit.es Síguenos en: Instagram Facebook, Twitter, Pinterest Youtube.

 

Categorias: Arquitectura baños Construcción Construcción sostenible Inmobiliaria Nosotros Reformas