Postventa

Un eléctrico monta 25 piezas menos que un diésel o gasolina lo que impactará en los mantenimientos
Con un ritmo anual del 10% de eléctricos sobre el total matriculaciones se llegaría al objetivo dentro de 172 años

El taller perderá un 38% de su facturación con la electrificación del parque

En plena lucha contra el cambio climático, desde las administraciones se pretende poner fecha de caducidad al parque automovilístico convencional. Diésel y gasolina encaran una cuenta atrás que, de ser aprobado el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático, tendría su horizonte en 2050 y abriría la puerta a la electrificación del parque con el impacto que ello tendrá sobre la industria del automóvil y la posventa. Solera, experta en inteligencia del automóvil, estima que los negocios de posventa perderían el 38% de su facturación en esta transición ecológica del vehículo de combustión al eléctrico, según el informe “La descarbonización de la posventa” presentado esta mañana en el Congreso de Faconauto.

IFEMA, Centro de Convenciones Norte. Dos sesiones, lunes 11 a las 11 horas y martes 12 a las 11.30 horas

Solera abordará en el Congreso de Faconauto el impacto del vehículo eléctrico y el fin del diésel y gasolina en la posventa

En el inicio del proceso de descarbonización del parque automovilístico, con el diésel y el gasolina que encaran el principio del fin con el horizonte puesto en 2040, Solera, experta en inteligencia del automóvil, abordará el impacto que tendrá el coche eléctrico y la desaparición de los vehículos de combustión interna en el informe “La descarbonización de la posventa” que se presentará en el Congreso de Faconauto.

Sólo dos de cada diez talleres están digitalizados cuando el coche es ya un 80% tecnología
El conductor puede seguir en tiempo real el estado de la reparación

MyTaller de Solera abre la puerta al taller digital incorporando al cliente final al proceso de reparación

La evolución tecnológica del vehículo tiende en buena parte a la conectividad y el taller está obligado a seguir sus pasos, si bien existe una brecha digital considerable ya que sólo dos de cada diez están digitalizados actualmente en España, según Solera, experta en soluciones de alto contenido tecnológico para el sector posventa. El primer paso para reducir esa brecha y alumbrar el concepto de taller digital pasa por la incorporación del cliente final al proceso de reparación, algo ya posible a través de MyTaller, la solución tecnológica de Solera que conecta a todos los actores que intervienen en una reparación (aseguradora, perito, recambista, fabricante, taller, etc) para hacerla más eficiente en tiempo y forma.