AENA incumple la directiva europea de contratación pública licitando ingeniería mediante subasta electrónica

Por ello, ante esta situación, FIDEX pide que se repita la licitación mediante concurso de este contrato en el aeropuerto de Tenerife Sur, toda vez que la Directiva Europea en su artículo 35 cita que los servicios de carácter intelectual (textualmente) "no podrán ser objeto de subastas electrónicas".

Subasta para ingeniería low cost

Desde FIDEX se denuncia también que el uso de la subasta electrónica propicia bajas excesivas que, en el caso de esta licitación en el aeropuerto de Tenerife Sur, han llegado hasta el 52%, contraviniendo también la directiva europea que prioriza los criterios técnicos y de calidad sobre el precio.

Este es un ejemplo más de la tendencia por parte de la Administración española de contratar ingeniería low cost al mejor postor. De hecho, precisamente AENA otorga 100 puntos sobre 100 al precio más bajo en sus licitaciones, si bien las empresas ofertantes tienen que acreditar previamente un mínimo de capacidad técnica. Esto significa que la ingeniería más barata, y no la mejor, tiene la seguridad de ganar cualquier contrato sacado a concurso por la entidad responsable de los aeropuertos españoles.

Desde la patronal de ingeniería se reclama que el peso de la calidad a la hora de adjudicar un contrato de ingeniería sea del 80%, en línea con las directrices de la Comisión Europea que el próximo gobierno deberá transponer a la legislación española, y de países avanzados como Estados Unidos, Alemania o Suiza, donde para los proyectos se selecciona a la mejor ingeniería, y no a la más barata. El ejemplo de estos países muestra que la calidad, y no solo el precio, es cuantificable y, por tanto, puntuable, tal y como muestran también los pliegos de condiciones de entidades como el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Mundial.

Devaluación de la ingeniería

Esta devaluación general de la ingeniería, que es común en todas las entidades dependientes de los ministerios de Fomento y Agricultura (los que contratan ingeniería), da lugar a que en la fase posterior de ejecución de las obras aparezcan imprevistos y sobrecostes, que en no pocas ocasiones llegan a encarecer el presupuesto inicialmente licitado en más de un 50%.

Esto es lo que puede suceder por ejemplo cuando se adjudica con una baja del 60,6% el proyecto del soterramiento del acceso a Murcia de la línea de alta velocidad de ADIF; o con el 62,4% de baja el contrato de asistencia para el control de las obras del proyecto de construcción de la nueva estación de alta velocidad de Elche (Alicante).

Para evitar esta situación bastaría con aumentar en dos puntos el actual 4% de inversión en ingeniería, lo que supondría ahorros de hasta el 30% en el coste de ejecución de las obras y habría mayor garantía de cumplir los plazos previstos para su finalización. En cambio, todo esto es difícil de conseguir si se licita vía subasta electrónica y con bajas del 52%, como ha ocurrido ahora con AENA.

Según el director general de FIDEX, Fernando Argüello, “la subasta electrónica es el súmmum de la ingeniería low cost, con ofertantes pujando para alcanzar el precio más barato posible. No entendemos que AENA haya pasado por encima de la directiva europea y optado por esta fórmula como si estuviera vendiendo una cafetera usada en cualquier plataforma online de compraventa. Exigimos que dé marcha atrás y licite respetando lo que dicta Bruselas”.

 

El Foro para la Ingeniería de Excelencia (FIDEX) agrupa a diez de las principales y más internacionalizadas ingenierías de España, que emplean a más de 17.000 profesionales y facturan en conjunto más de 4.700 millones de euros al año, de los que el 90% procede de mercados exteriores. Además, esta actividad internacional supone las tres cuartas partes de todo el negocio del sector de la ingeniería civil española en el extranjero. Entre los principales objetivos de FIDEX, destaca el de alcanzar la máxima calidad en la planificación, proyecto, control de la ejecución, mantenimiento y explotación de las infraestructuras como la única vía para obtener la mejor relación calidad-precio y así evitar posteriores sobrecostes y retrasos en los plazos de ejecución de las obras.

Categorias: Economía Infraestructuras Ingeniería Innovación Legal/Despachos Portada

Foro para la Ingeniería de la Excelencia, el top de las ingenierías del país