Una radiografía de las flotas de empresa

El Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) es una plataforma fundada en el año 2002 y lanzada en España en 2008 con el objetivo de servir de foro experto e internacional para el intercambio de información entre todos los profesionales de la gestión de flotas de vehículos (responsables de flotas, fabricantes, proveedores del sector…). Actualmente, este barómetro está presente en quince países, estudiando las prácticas actuales y las tendencias de futuro del sector, centrándose en todos los aspectos de movilidad de las empresas. En esta última edición se analizan aspectos como los criterios a la hora de elegir coche o el uso de la telemática, por poner sólo algunos ejemplos.

La subida de ventas dispara un 29% los seguros a todo riesgo

La recuperación de las matriculaciones, que en 2015 superaban por primera vez en seis años la barrera del millón de unidades, está teniendo un impacto directo en la cobertura de las pólizas. De esta forma, según datos del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO), que promueve Arval, esta inyección de coches nuevos en el parque ha elevado en un 29% los seguros a todo riesgo entre los particulares en el último año. 

El 51% de las empresas contempla el coche de incentivo

El modelo de ganancia salarial moderada que impera actualmente en España parece estar contribuyendo a recuperar la figura del coche de incentivo dentro de las políticas de recursos humanos, en un intento de las empresas por compensar la pérdida de poder adquisitivo de sus empleados. Tanto es así que el 51% de las compañías lo contempla como elemento de retribución flexible, según revela el Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, expertos en movilidad.

La mitad de las empresas se plantea incorporar el coche autónomo a las flotas

En medio del acalorado debate que suscita todavía la circulación de coches autónomos, las empresas españolas lo tienen claro. Lejos de querer echarles el freno, casi la mitad (49%) se muestra a favor de incorporarlos a sus flotas, por considerarlos una solución eficaz para garantizar la seguridad de sus empleados en la carretera, según revela la última edición del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, compañía de movilidad de BNP Paribas. 

Las empresas españolas reducirán cinco puntos sus coches diésel hasta 2021

Las empresas españolas, aunque no son ajenas a la demonización que de un tiempo a esta parte sufren los motores diésel en un intento por convertir las ciudades en entornos más saludables, no tienen en sus planes renunciar al gasoil. Concretamente, se producirá un cambio paulatino y muy progresivo que les llevará a reducir en cinco puntos su representación en la flota, pasando del 91% actual al 86% en el horizonte 2021, a un punto por año, según revela la última edición del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, compañía de movilidad de BNP Paribas. (ver documento en pdf a pie de página)

¿Seguirán las empresas españolas apostando por el diésel?

Las incertidumbres creadas en torno al diésel, las posibles restricciones al tráfico en las grandes ciudades o una supuesta penalización fiscal por ser más contaminantes son movimientos que han colocado a esta motorización en el centro de la diana no sólo en España sino en las principales capitales de Europa. ¿Supondrán un cambio paulatino en un parque de empresas completamente “dieselizado” como es nuestro caso? ¿y en los países de nuestro entorno? ¿impulsarán todavía más el protagonismo de vehículos con tecnologías alternativas en las flotas corporativas? 

El parque de empresa reduce en un 16% sus emisiones de CO2 en los últimos cinco años

En un momento en el que conseguir un parque menos contaminante se alza como objetivo prioritario de las políticas nacionales y europeas, el Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, compañía de renting de BNP Paribas, revela que la flota de coches corporativos redujo en un 16% sus emisiones de CO2 en los últimos cinco años, hasta situarse en una media de 120 gramos por kilómetro el año pasado y cumpliendo así el objetivo fijado por la UE de 130 gramos de media por kilómetro para 2015.

Sólo el 6% de las pymes alega falta de crédito para renovar la flota

La mejora de las perspectivas económicas va resolviendo la falta de financiación que bloqueaba la actividad de nuestro tejido empresarial años atrás. De hecho, sólo el 6% de las pymes españolas admite no haber invertido en flota por falta de acceso al crédito, lo que supone un descenso del 25% con respecto al año pasado, según revela la última edición del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, compañía de movilidad de BNP Paribas.